¿Qué es la esencia facial?

Que levante la mano aquella que no sueñe con tener una piel sana y joven... No eres la única. Según todos los estudios, frenar los signos del envejecimiento es uno de nuestros mayores sueños. Ahora que levante la mano aquella que haya incorporado ya la esencia facial a su rutina diaria de belleza... Aunque no os podemos ver (a todas) nos atrevemos a vaticinar que muchas de vosotras todavía no habéis descubierto los beneficios de esta auténtica joya.

Todas tenemos una misión en la vida (estéticamente hablando): tener un rostro perfecto. Y parece que ha llegado el momento de conseguirlo. La esencia, ese gran desconocido para muchas de las usuarias, ha llegado con el objetivo de mejorar el estado de nuestra piel. De hecho, es un top ventas en la cosmética coreana y quienes lo conocen "matan por él". Pero, ¿qué es realmente la esencia facial?

La piel perfecta no es cosa del pasado

Frenar el efecto del paso de los años en nuestra piel se ha convertido en todo un reto. Pasados los 30, la producción de colágeno y elastina desciende y la regeneración celular disminuye, haciendo que la piel pierda densidad y elasticidad. A partir de este momento es cuando empezamos a notar cambios en la textura de tu piel y en su aspecto, como líneas de expresión, manchas en la piel, arrugas, piel rugosa y opaca

Sin embargo, y en contra de la creencia popular, la genética solo cuenta un 20% en los signos de la edad. El 80% restante está causado por factores medioambientales y el estilo de vida, como la exposición solar (la primera causa del envejecimiento prematuro), deshidratación, seguir una dieta pobre, fumar, falta de sueño y, por supuesto, el estrés. Puede resultar abrumador, pero también hay buenas noticias: conseguir una piel suave y brillante está en nuestras manos. ¿La clave? Realizar unos pequeños cambios en tu estilo de vida e incorporar una rutina de belleza antiedad efectiva con esencia facial.

Incluye esencia facial en tu rutina de belleza

Crema hidratante, sérum, desmaquillante... son un ‘must-have’ en toda rutina beauty que se precie. Pero en este pack obligado en cualquier neceser, hay que añadir un elemento imprescindible: la esencia facial, objeto imprescindible en las rutinas de belleza de las mujeres asiáticas desde hace tiempo.

¿Por qué? Este producto contiene una alta concentración de componentes activos que reparan y fortalecen las células cutáneas. Además, al penetrar en las capas más profundas de la piel, aumenta la eficacia de otros tratamientos. Por eso, se recomienda utilizarlo como primer en cualquier rutina de belleza.

La esencia facial es muy parecida a un sérum, aunque no iguales. Contienen una gran concentración de principios activos que reparan y fortalecen las células cutáneas, pensados para que la piel recupere su aspecto sano. Además, al penetrar en las capas más profundas de la piel, aumenta la eficacia de otros tratamientos, por eso se recomienda utilizarlo como primer en cualquier rutina de belleza. En definitiva, se trata de uno de los productos de belleza más eficaces que existen ya que, utilizado a diario, mejora las condiciones de la piel.

¿Qué tipos hay?

Existen muchas esencias faciales con distinta formulación para incidir en la piel según sus necesidades. No obstante, el objetivo principal de este producto es reparar e hidratar la piel. ¿Nuestra recomendación? La esencia facial Life Plankton™ Essence de Biotherm. Con su componente activo Life Plankton, un microorganismo vivo procedente de las aguas termales de los Pirineos franceses, esta esencia acaba con las líneas de expresión, la deshidratación, la sequedad, las zonas enrojecidas, repara los daños provocados por la exposición prolongada al sol y restaura el brillo de la piel en tan solo 8 días. Tiene una textura muy ligera, de rápida absorción, que se transforma en un sérum tras su aplicación. Contiene 35 vitaminas, nutrientes, lípidos y aminoácidos que son esenciales para la regeneración celular.

Y para las que tienen la piel grasa, Biotherm cuenta con la nueva Life Plankton Clear Essence. Esta esencia facial tiene una textura muy ligera que incluye una serie de micro-exfoliantes que acaban con el tono apagado de la piel y hacen que recupere su brillo natural. También contribuye a reducir el exceso de grasa, al cerrar los poros y tratar las imperfecciones.

¿Cómo utilizarla?

Después de limpiar el rostro en profundidad y antes de la crema hidratante, aplica unas gotas en las palmas de tus manos y presiona suavemente sobre la frente, mejillas, barbilla y cuello. Para ayudar a que la esencia facial penetre más en profundidad y estimular la circulación sanguínea, puedes dar pequeños toques con las yemas de los dedos en la piel como si fuera un tambor. Por último, haz una serie de movimientos ondulantes (similares a las olas del mar), desde el centro hacia los lados. Esta esencia de rápida absorción es ideal para el uso diario e incluso hay una nueva versión con mascarilla, perfecta para utilizar cuando estás fuera de casa o de viaje.

¿Sus resultados?

El objetivo de la esencia facial es mitigar las arrugas y líneas de expresión en una semana y aumentar la luminosidad de tu rostro. Una piel más suave, más hidratada y más luminosa. ¿Qué más se puede pedir?