¿Qué factor de protección solar debo usar?

¿Deberías cambiar el factor de protección solar dependiendo de la estación? ¿Puede la luz del sol provocar de verdad daños en tu piel? ¿Qué SPF deberías estar utilizando para tu tipo de piel esta temporada según la situación? Para mucha gente, este concepto sigue siendo uno de los aspectos más misteriosos del cuidado de la piel. ¡Hemos consultado a los expertos para que respondan aquí a todas tus preguntas sobre protección solar e hidratación de la piel!

Rayos UV: exposición, independientemente del tiempo que haga

A menudo se cree que el único momento en el que tu piel se expone a los rayos UV dañinos es cuando estás de vacaciones, empapándote de sol en alguna isla tropical a miles de kilómetros. Sin embargo, no es el caso. No solo los rayos pueden dañar nuestra piel en momentos inocuos como un paseo al trabajo, por ejemplo, también están presentes todo el año, independientemente del tiempo que haga y de donde estés.

Los riesgos potenciales alcanzan su apogeo cuando nuestra piel está expuesta a periodos de sol intensos y prolongados, pero, ¿sabías que hasta el 80 % de los rayos UV pueden atravesar una cobertura de nubes ligeras? El agua, la nieve y la arena también pueden aumentar la intensidad de la luz ultravioleta porque los rayos se reflejan en su superficie. Se cree incluso que algunas formaciones de nubes intensifican la radiación UV.

¿Qué efecto puede tener la exposición al sol y a los rayos UV en mi piel?

La amenaza más grave que supone la exposición a la luz ultravioleta es, por supuesto, el daño permanente al ADN de nuestra piel y los consiguientes riesgos para la salud, pero también existen consecuencias menos conocidas de no proteger tu piel del sol con factor de protección solar correcto. Las manchas oscuras de pigmentación, conocidas como manchas del sol (o manchas de la edad), pueden aparecer con la edad, revelando zonas dañadas.

Tanto la piel seca como la grasa pueden exacerbarse; mientras la piel seca puede perder su preciada hidratación debido al calor, en la piel grasa pueden aparecer granos cuando el sudor se mezcla con un exceso de sebo y obstruye los poros. La piel deshidratada con sensación tirante y/o sobreproducción de grasa puede ser una consecuencia de los daños solares por una exposición al sol sin protección solar.

¿Qué significa el factor de protección solar?

El factor de protección solar trata de evitar que los rayos UV pueden afectar a nuestra piel todo el año, pero ¿qué cambios necesitamos realizar en nuestra rutina para proteger nuestra piel? Las temperaturas más suaves pueden hacerte creer que la exposición no es tan intensa, así que es mejor ir a lo seguro y aplicar SPF en cualquier caso.

Si bien puede que no necesites una protección muy alta (50 o más), a menos que tengas una piel sensible al sol, deberías incorporar al menos una SPF 15 a tu ritual de cuidados para protegerte frente a la exposición diaria. Para los fines de semana al aire libre, cuando la exposición al sol será probablemente más alta, aumenta tu protección SPF a 30. Y recuerda que nadar puede provocar que algunas pantallas solares pierdan su eficacia, así que asegúrate de usar una que sea específicamente resistente al agua y reaplícala al salir del agua solo para asegurarte de que tu piel está a salvo.

El formato correcto de SPF para tu tipo de piel y tu situación

Haz que los productos con protección frente a los rayos UV sean una prioridad y ten en cuenta que ¡no tienes que renunciar a los beneficios para la piel cuando te aplicas cualquier factor de protección solar! Para una hidratación diaria de la piel y una cobertura ligera de SPF que ofrezca una protección cotidiana frente a una exposición baja al sol, un hidratante como la crema Biotherm Aquasource Gel with SPF 15 es ideal para las que tengan una piel normal con tendencia a seca.

Su textura refrescante calma la sed de tu piel, al tiempo que le brinda protección frente al sol y la contaminación urbana, convirtiéndola en la opción multifunción perfecta. Los tipos de piel madura pueden preferir las texturas más ricas y los beneficios antiedad de Biotherm Blue Therapy Multi-Defender SPF 25, un hidratante diaria con los beneficios de la protección solar que actúa para combatir los signos visibles del envejecimiento, como la piel flácida y las líneas de expresión.

Para los días en la playa o en la piscina, necesitarás un factor de protección solar más alto, y una que ofrezca protección tanto dentro como fuera del agua (recuerda que el agua intensifica los rayos UV). Biotherm Water Lover Sun Milk SPF 30 cuenta con una fórmula resistente al agua y una textura ligera que deja respirar a la piel. Su fórmula base 96 % biodegradable con filtros solares testados ecológicamente y su envase de plástico 100 % reciclado garantizan que es seguro tanto para ti como para el océano.

¿Tienes una piel deshidratada sensible a la contaminación y a la exposición al sol? ¡Biotherm Skin Oxygen Wonder Mist SPF 50 fue diseñada para ti! Si bien algunos tipos de piel pueden tener reacciones a las cremas y los geles, esta bruma se asienta ligeramente sobre la piel y proporciona una protección alta frente a los rayos UV y la contaminación, sin provocar irritaciones. Además, el formato de bruma significa que ¡te puedes reaplicar la protección solar sobre la marcha, a lo largo del día, con una rápida vaporización!

Siéntete segura sabiendo que estás protegiendo tu piel de daños potenciales provocados por el sol con el factor de protección solar adecuado de Biotherm.