¿Cómo cuidar el contorno de ojos?

La piel del contorno de los ojos es especialmente delicada, razón por la cual es tan importante tratarla con cuidado. Descubre Biotherm Life Plankton™ Eye, el tratamiento más nuevo de la marca para proteger y aprende a cómo cuidar el contorno de los ojos para lograr una piel suave y renovada día tras día, año tras año

El contorno de los ojos, tan frágil como aparenta

La piel del contorno de los ojos, cuatro veces más fina que la del resto de la cara, es vulnerable a los factores estresantes cotidianos, como la limpieza del maquillaje, la falta de sueño, la contaminación y la exposición a los rayos UV, que provocan que se debilite y se vuelva frágil. Con el tiempo, esta zona se torna más reseca, delgada y propensa a las líneas de expresión y a las ojeras, con microcicatrices que nos hacen parecer más mayores de lo que realmente somos. Por esta razón, debemos saber cómo cuidar el contorno de ojos para evitar el envejecimiento prematuro. Aparte de utilizar SPF todos los días, la única manera de reforzar esta zona tan delicada es aplicar el mejor contorno de ojos específico con ingredientes destinados a revertir el envejecimiento y el cuidado de la piel.

Devuelve la juventud y el brillo a tu mirada

¿Cómo cuidar el contorno de los ojos y devolverle la juventud y brillo a tu mirada? Con Biotherm Life Plankton™ Eye es lo suficientemente potente como para hidratar en profundidad tu piel y tratar los primeros signos de la edad y, aun así, lo suficientemente suave como para utilizarse en la zona del contorno de los ojos sin provocar ninguna irritación. Esta fórmula innovadora cuenta con una dosis reparadora (5 %) del Life Plankton™ termal, un microorganismo vivo rico en minerales y oligoelementos esenciales para la función de la piel. Una vez aplicada, la crema de contorno penetra profundamente en la piel para renovarla y regenerarla capa por capa, disminuyendo las líneas de expresión y restaurando la firmeza en 8 días.

Debes conocer cómo cuidar el contorno de ojos para conseguir el resultado más óptimo. Dosifica una cantidad de tu mejor contorno de ojos del tamaño de la cabeza de un alfiler y aplícala en cuatro puntos alrededor del ojo. Fija la crema con suaves toquecitos sobre la piel del contorno de los ojos antes de utilizar el mismo dedo para extenderla por la zona, dejando que la crema se deslice alrededor del contorno de los ojos sin arrastrar ni tirar. Con cada aplicación, tu piel se volverá más suave, más resistente y más pulida.