¿Sabes cómo aplicar tu crema facial?

¿Hay un método para aplicar la crema facial correctamente? Pues sí, y estas son las claves.

Es la regla de oro del cuidado facial, hidratar la piel correctamente. Y por eso tenemos a la crema hidratante como nuestro bien más preciado. Sin embargo, echárnosla cada mañana como si de un mantra espiritual se tratara no va a hacer que obre milagros en el rostro. Mucho menos cuando no la aplicamos de la manera adecuada. De hecho, los expertos aseguran que es igual de importante saber qué crema utilizar que cómo aplicártela para que sea más eficaz. Como todo en esta vida tiene su técnica, nosotras vamos a contarte las claves para sacar el máximo beneficio a tu crema y tener una piel hidratada y sana.

1. LA CREMA HIDRATANTE IDEAL

El primer paso para lucir una piel sana y nutrida es elegir la crema hidratante adecuada a tu tipo de piel y las necesidades que tenga en cada momento. Nosotros elegimos sin miedo a equivocarnos Aquasource Gel Life Plankton, la crema hidratante regeneradora que combate la deshidratación y la piel apagada. De lo contrario, vas a perder tiempo y dinero con un producto que no hará ningún efecto en tu rostro y, en el peor de los casos, incluso pueda dañarlo.

2. EL ORDEN DE EJECUCIÓN

Es muy importante saber en qué orden debes aplicar tus cremas hidratantes para que sean más efectivas. Se puede afirmar que el secreto de cómo aplicar la crema facial reside en ese pequeño gesto. No vale hacerlo al tuntún porque cada una de ellas tiene una función específica. Y tampoco vale utilizar solo una crema hidratante como ritual de belleza. Está claro que no puede faltar, pero si quieres conseguir mejores resultados, debes acompañarla con otros productos. Dicho esto, lo primero que debes hacer es limpiar el rostro antes de empezar con la sesión beauty para eliminar todo rastro de maquillaje o suciedad que pueda haberse adherido en la piel. A partir de ahí, debes ir del producto con textura más ligera a la más densa.

    -
  • - El primero en aplicarse después de la limpieza es el tónico, con el fin de reestructurar el pH de la piel.
  • -
  • - A continuación, le toca el turno al sérum facial. Este tratamiento hidrata y regenera la piel desde las capas más profundas.
  • -
  • Pasados un par de minutos, sigues con el contorno de ojos, no puedes olvidarte de este paso y mucho menos utilizar la misma crema hidratante del rostro. Debes usar una específica para el área alrededor de los ojos.
  • -
  • Por último, es hora de aplicarte la crema facial hidratante para nutrir la piel en el exterior y dejarla tersa.

3. CÓMO APLICAR LA CREMA FACIAL

Esta parte también tiene su truco. Y es que los expertos recomiendan aplicar los cosméticos con un pequeño masaje facial para mejorar su eficacia. El sérum, por ejemplo, debes aplicar solo 3 o 4 gotas en la palma de tu mano y extenderlo por el rostro con la yema de los dedos dando pequeños golpes simulando el llamado ‘efecto lluvia’, desde la frente hasta las mejillas, la nariz y la barbilla para estimular una penetración más profunda.

Con la crema hidratante facial pasa algo parecido. En este caso, debes aplicarla manteniendo los dedos planos y presionando suavemente con movimientos ondulares (efecto ola) desde dentro hacia fuera para mejorar la circulación sanguínea. No te olvides del cuello y el escote. Estas partes del cuerpo son tan importantes como el rostro y pueden hidratarse de la misma forma.

Y por supuesto, debes seguir este ritual día y noche.

4. NO TE EXCEDAS CON LA CANTIDAD

Si piensas que por echarte más crema vas a hidratar más tu piel estás muy equivocada. Para que te hagas una idea, con una cantidad del tamaño de un guisante o de un garbanzo es suficiente para todo el rostro. Si te aplicas demasiada crema, la piel no la absorbe por completo y puede taponar los poros y crear brillos innecesarios e incómodos.