Causas de la piel sensible y cómo tratarla mejor

Sufres de rosáceas, eccema o alergias y no sabes la causa ni la solución para hacer frente a una piel sensible. Entonces presta mucha atención a los consejos que te damos puesto que cambiarán la vida de tu piel.

Existen muchas maneras de desarrollar una piel sensible, pero independientemente del tipo de piel que tengas, una cosa es segura: cuidarla puede ser especialmente difícil y frustrante. La verdad es que una piel sensible propensa a reacciones, dolorosa, enrojecida e inflamada puede arruinar no solo tu ritual de belleza, sino también tu confianza. En este artículo, exploramos varios tipos de sensibilidad, las razones que los provocan y la manera de volver a tener una piel sana.

¿Qué es la piel sensible?

La piel sensible es lo que sucede cuando la barrera de la piel, la capa más superficial de la dermis encargada de sellar la hidratación y mantener a raya las agresiones externas, como el polvo y la contaminación, se ve afectada. Extremadamente vulnerable e incapaz de protegerse adecuadamente a sí misma, la piel se enrojece y se inflama, adquiriendo una textura áspera a la que normalmente acompañan picores intensos y/o escozor.

La piel sensible puede ser difícil de definir, ya que, en realidad, se trata más de un estado de la piel que de un tipo de piel. Si bien algunas personas tienen problemas cutáneos diagnosticados, como rosácea, eccema o alergias que pueden derivar en una piel delicada, la mayoría de los casos son una reacción temporal provocada por factores ambientales y cualquier persona puede sufrirla sin importar su tipo de piel (seca, normal, grasa o mixta). Si padeces varios síntomas asociados a la piel sensible sobre todo en la zona de la cara, te recomendamos que consultes a un dermatólogo para que te dé un diagnóstico médico en condiciones.

¿Qué provoca la piel sensible?

Quitando un problema médico real, la mayoría de las pieles sensibles son resultado del estilo de vida y de factores ambientales. Una exposición excesiva a rayos UV, el tiempo frío, el agua demasiado caliente, una limpieza o una exfoliación excesiva, el estrés, la falta de sueño y la deshidratación en general… todas estas razones pueden provocar que la barrera de hidratación se debilite y se vuelva frágil. La buena noticia es que son todo cosas que están más o menos bajo tu control, así que un cambio de hábitos diarios puede devolver a tu piel a su estado sano e hidratado.

¿Cuáles son los síntomas de una piel sensible?

Los signos incluyen tirantez y molestias, sequedad, zonas visiblemente enrojecidas e inflamadas, textura de la piel irregular, propensión a reacciones, picores e irritabilidad en general. Si te escuece cuando aplicas tus productos de cuidados habituales, es posible que esos productos sean demasiado irritantes para tu piel en su estado actual, así que deberías dejar de usarlos inmediatamente.

¿Qué productos debería utilizar entonces?

La mejor manera de tratar la piel sensible de la cara es utilizar productos con una fórmula hipoalergénica que hayan sido testados en estos tipos de piel. Estos productos suelen tener una lista más reducida de ingredientes y no contienen irritantes potenciales como alcohol, parabenos, colorantes, aceites minerales o fragancias.

Biotherm Life Plankton Sensitive Emulsion y Biotherm Life Plankton Sensitive Balm contienen la máxima concentración posible de Life Plankton™ termal, un microorganismo vivo procedente de las aguas termales puras de las montañas del Pirineo francés, que repara y fortalecen la barrera de la piel de manera natural. Además de aliviar, estas sencillas pero efectivas fórmulas refuerzan la piel para que se vuelva menos reactiva cada día que pasa.

- Biotherm Life Plankton Sensitive Emulsion es un fluido cremoso no comedogénico que se funde con tu piel para proporcionarte un escudo protector invisible y ligero. Al reforzar la barrera de hidratación, este fluido hidratante ligero protege la piel sensible de la cara de agresiones externas, como las partículas de contaminación, al tiempo que repone los niveles de hidratación.

Dispensa 3 dosis en la palma de la mano y a continuación extiéndelo sobre la cara para calmar la piel estresada. Utiliza las yemas de los dedos para extenderlo alrededor del hueso orbital y, después, presiona ligeramente las sienes para estimular el proceso de autorreparación.

- Biotherm Life Plankton Sensitive Balm aporta la misma dosis reparadora de Life Plankton bajo la forma de un rico bálsamo nutritivo que envuelve tu piel como una crisálida de placer calmante. La fórmula hidratante viene contenida en un frasco sellado herméticamente para mantener la integridad del producto y proteger tu piel sensible.

Presiona y desliza el dedo por la membrana flexible para obtener una dosis del bálsamo; a continuación, aplícala con los dedos sobre la piel en movimientos circulares de masaje y, después, utiliza las manos para extender el bálsamo desde dentro hacia fuera. Con cada aplicación, la hidratación se restaura y la barrera de la piel se fortalece, ¡para que puedas volver a conseguir esa piel sana y bonita que mereces!